sábado, 10 de noviembre de 2012

La importancia de ser diferente.

A día de hoy, lo normal es cuando seguimos las mismas pautas que siguen los demás.
El hecho de pensar en un cambio, barajar otras opciones, es algo visto con cierta distancia y respeto por todos.

Las reglas están justificadas si al cumplirlas nos sentimos llenos, pero me temo que no es así en la mayoría de los casos. Como bien dijo Albert Einstein, no debemos esperar que las cosas cambien si seguimos haciendo las mismas cosas.

No hay motivación si sabemos de antemano que ocurrirá lo más probable. Arriesga y haz un camino diferente, sólo así podrás ver cosas que el resto no vieron, sentir todo lo que el resto no sintió, aprender de todo lo desconocido. 
Es la forma más excelente de saborear la vida, sentir adrenalina cada día en cada cosa que arriesgues.
Para ser feliz debemos sentirnos libres y para ello hay que dar rienda suelta a nuestros placeres, con su justa medida de "locura".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada