jueves, 27 de diciembre de 2012

Nuestro pasado en nuestro presente. (Our past here, on the present)

Traer el pasado hacia nosotros nos hace sentir más seguros que cuando lo intentamos con el futuro. Parece más real, más posible, porque tuvo lugar anteriormente. El pasado ya no nos quita el sueño, no despierta en nosotros esa inquietud que mostramos hacia lo esperado. 
Puede atormentarnos durante algún tiempo, pero finalmente se marchará de ese primer plano para solamente ser recordado en pequeñas y superficiales pinceladas más adelante. 

Nuestro pasado no se marchará por completo de nuestro recuerdo porque es importante que permanezca ahí. Aunque pensemos que carecen de importancia, siempre encontrarán un momento para repercutir en nuestro presente. 

Aún recuerdo las palabras de mi abuela, animándome a ser alguien diferente, a conseguir ser una buena persona, alguien feliz. Los valores que sólo de ella podía aprender encuentran a diario un lugar muy privilegiado dentro de mi personalidad. 

Se marchan, todas las cosas cambian en nuestro alrededor, pero el espíritu y la fuerza continuan mientras las alimentemos...porque son lo más valioso que poseemos y lo único que nadie jamás podrá arrebatarnos.

No importa por quién lo hagas, sino los resultados de los que estamos seguros que conseguiremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada