domingo, 9 de diciembre de 2012

Fuerza.


Los momentos que nos sentimos débiles
son los más puros, los más importantes.
Sacamos fuerzas de donde no existen.
Sólo pensamos en avanzar, salir adelante.
Cada esfuerzo, cada lágrima, cada suspiro...
quedará gravado por siempre en el recuerdo.
Todo lo demás se debilita, pierde sentido.
Sólo hay espacio en tu mente para tus sueños.

No importa el cómo o cuándo lo conseguirás
Sólo importan tus respuestas al por qué lo quieres.
No hay posibilidad ninguna a que salga algo mal,
Es tu razón de ser y lo más valioso que tienes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada