martes, 25 de diciembre de 2012

Navidad.

Estas fechas son las idóneas para relajarse y pensar en todo aquello que hemos vivido, todo lo que hemos sentido este año, todo lo perdido (al menos por ahora), todas las expectativas que alcanzamos y aquellas que se quedaron en el camino.

Crear sueños nuevos para el próximo año o continuar con aquellos a los que ya les cogimos cariño.
Continuar nuestros pasos, sin dejar de pensar en aquellos que nos han dejado y los momentos que vivimos conjuntamente.

Valorar lo que hemos aprendido y la ayuda que hemos ofrecido a los que nos rodean.

Quizás han existido malos tragos durante este tiempo, pero no tiene valor frente a todas las personas nuevas que han entrado en nuestras vidas, todos los sitios nuevos que hemos conocido, todas las sensaciones que hemos sentido y todo el cariño que hemos dado sin esperar nada a cambio o que recibimos sin esperarlo.

Para cerrar el año 2012 me quedo con la alegría de ver nacer y crecer a personitas nuevas en mi familia, con la sabiduría que han sido capaces de transmitirme personas ricas en su interior, el amor que ha sido capaz de regalarme cada día mi familia y la satisfacción personal de ver cumplirse la mayoría de mis sueños con mis propios esfuerzos.

Espero que todos ústedes también sean capaces de enriquecerse de los hechos que han compuesto vuestro año y puedan pasar estos días rodeados de aquellos a los que más valorais. ¡Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada