jueves, 7 de febrero de 2013

Días cansados.



Existen esos días en los que ya antes del medio día estamos tan cansados que no podemos mantener el ánimo de forma positiva, resulta todo un poco más difícil y cualquier cosa que nos produzca placer la vemos a 100 años luz de nosotros.

Estos días quizás sean recordados con más detalles y mayor tiempo, que otros días de pleno disfrute.

Son difíciles, eso no lo niego, pero debemos mantener nuestra satisfacción al 100%, intentar mantener una visión del día positivo, pues estos días son los que más cosas interesantes y valiosas hacemos. Son éstos los días en los que podemos demostrarnos a nosotros mismo lo que realmente valemos y enterrar nuestros miedos a días de igual esfuerzo.

Mantener esta visión ayuda a emprender días más sencillos con una motivación superior y a demostrar al resto todo nuestro potencial.
Afortunadamente no son así de difíciles todos los días, pero sin ellos no podemos valorar nuestras habilidades y capacidades.

Por ello, no empieces el día pidiendo siempre simplicidad, afronta los retos y las dificultades porque de ellos aprenderás.  La vida es aprender día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada